Core: ¿Qué es? ¿Qué músculos lo componen? ¿Qué nos aporta?

musculos-del-core.jpg

En este artículo voy a intentar definir el término core y hablaros sobre él y lo importante que es para realizar distintos tipos de ejercicios.

Core: ¿Qué es?

Es una palabra inglesa que significa núcleo, centro o zona media; se utiliza para nombrar toda la zona muscular que envuelve el centro de nuestro cuerpo (región lumbo-pélvica). El core es nuestra faja abdominal, podríamos decir que seria como nuestro corsé, formado por distintos músculos.

“Los músculos del core son los responsables de mantener la postura, asegurar la estabilidad de la columna durante los movimientos del cuerpo y transferir las fuerzas del tronco a las extremidades (y viceversa), mejorando la eficiencia de las de nuestras acciones.”

Rosanas Orra, R. y Armengol Carrera, M. (2013). Manual de Pilates Suelo Base. I volumen. Sevilla: Punto Rojo Libros.

Core: ¿Qué músculos lo componen?

El core muchas veces se relaciona con los abdominales (el recto abdominal, six pack). Esta afirmación no es falsa, pero sí incompleta, ya que éste se forma por un conjunto de músculos.

No hay un consenso de cuántos o qué músculos componen el core. En mi opinión, y siguiendo distintos estudios y profesionales, diría que está formado por el recto abdominal, oblicuos (internos y externos), musculatura profunda del abdomen (transverso), diafragma, musculatura profunda de la columna (multífidos, los erectores espinales), cuadrado lumbar, dorsal ancho, trapecio, músculos del suelo pélvico, flexores y extensores de la cadera y los glúteos. Es decir, toda la musculatura que envuelve la parte central de nuestro cuerpo.

Hay expertos que incluyen dentro de este concepto músculos como los isquiotibiales, sobre todo, el bíceps femoral.

Core: ¿Qué nos aporta?

La acción conjunta de los músculos que componen el core nos permite tener un control adecuado de la estabilidad corporal. Esto es, nos aporta estabilidad, ya que es el centro de gravedad del cuerpo, y hace que desarrollemos un buen equilibrio y una buena coordinación.

Por otro lado, nos proporciona un mayor control de nuestra postura corporal; además, reduce el riesgo de lesiones, porque nos permite mantener estable el cuerpo y proporciona más fuerza a nuestras extremidades.

Asimismo, nos alivia el dolor de espalda. Los estudios nos muestran que cuanto más fuerte tengamos el core, menos dolor de espalda se padece; y cuando se tiene dolor en la zona lumbar el entreno controlado de nuestro centro lo alivia.

También nos aporta una mayor eficiencia en los movimientos y hará que estos puedan ser más potentes. Otras ventajas que nos proporciona un buen core son: nos ayuda a respirar mejor protege los órganos internos y el suelo pélvico.

¿Y tú fortaleces tu core? ¿A qué esperas?

 

Referencias:

Contreras, C. Seminario de Espalda Sana. Ikasfit.

López Barbeta, S. (2014). “Concepto Core: Estabilización Lumbopélvica” en Fisioonline. Todo sobre fisioterapia. https://www.fisioterapia-online.com/articulos/concepto-core-estabilizacion-lumbopelvica

Rosanas Orra, R. y Armengol Carrera, M. (2013). Manual de Pilates Suelo Base. I volumen. Sevilla: Punto Rojo Libros.

Segarra V. et al. (2014). “Core y sistema de control neuro-motor: mecanismos básicos para la estabilidad del raquis lumbar” en Revista Brasileira de educação Física e Esporte [online]. Vol. 28, n. 3, pp. 521-529. Epub Apr 03, 2014. ISSN 1807-5509. http://dx.doi.org/10.1590/S1807-55092014005000005

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s